Mejores precios de las últimas búsquedas

Duración del viaje:

agosto 2019

1 jue
2 vie
3 sáb
4 dom
5 lun
6 mar
7 mié
8 jue
9 vie
10 sáb
11 dom
12 lun
13 mar
14 mié
15 jue
16 vie
17 sáb
18 dom
19 lun
20 mar
21 mié
22 jue
23 vie
24 sáb
25 dom
26 lun
27 mar
28 mié
29 jue
30 vie
31 sáb

septiembre 2019

1 dom
2 lun
3 mar
4 mié
5 jue
6 vie
7 sáb
8 dom
9 lun
10 mar
11 mié
12 jue
13 vie
14 sáb
15 dom
16 lun
17 mar
18 mié
19 jue
20 vie
21 sáb
22 dom
23 lun
24 mar
25 mié
26 jue
27 vie
28 sáb
29 dom
30 lun

octubre 2019

1 mar
2 mié
3 jue
4 vie
5 sáb
6 dom
7 lun
8 mar
9 mié
10 jue
11 vie
12 sáb
13 dom
14 lun
15 mar
16 mié
17 jue
18 vie
19 sáb
20 dom
21 lun
22 mar

Vuelos baratos de Bogotá (BOG) a París (PAR)

Viaje: 7 Días
Ida mié, 31 jul
United airlines
incluye 1 maleta
23:15 BOG
15h 30m
1 escala
07:45 +2 CDG
Vuelta mié, 07 ago
United airlines
incluye 1 maleta
13:00 CDG
93h 0m
1 escala
21:30 BOG
$926.087

por persona

Vuelos de última hora desde Bogotá

Disfruta de los mejores destinos
Precios ida con tasas incluidas. Gastos de gestión no incluidos.

Consigue tu vuelo y conoce París

Paris
París no es solo la capital francesa, sino que también es la ciudad de la luz y del amor. Este "título" ya te lleva a imaginar cómo debe ser pasear por sus bellas calles, visitar sus fantásticos museos, sus tiendas exuberantes de grande marcas y, como no, subir a la Torre Eiffel, una de las finalistas en la votación de las 7 Maravillas del Mundo Moderno, quedando muy cerca de ser nombrada pues quedó en 9 lugar. 

Visitar la romántica París es una experiencia que se debería realizar al menos una vez en la vida, su gastronomía, su enología y su vida cultural son también atractivos turísticos muy importantes, con una infinidad de restaurantes, vinotecas, museos, conciertos, exposiciones y demás. 

Por el clima no debes preocuparte ya que París no es un lugar excesivamente frío ni caluroso en comparación con otras capitales europeas, además, como se dice en la película de Woody Allen, "Midnight in Paris", París es más bella bajo la lluvia.

¿Cómo moverse?

Hay varias formas de moverse por la inmensa ciudad de París pero el metro es, con diferencia, la mejor. Es rápido y cuenta con numerosas líneas que te llevarán adonde quieras ir. El servicio empieza a las 5:00 de la mañana hasta la 1:00h. Además, existen los trenes de cercanías, RER, que funcionan prácticamente como el metro. El autobús es quizá el medio menos recomendable debido a una menor frecuencia y al tráfico. Aunque, cuando sea posible, lo mejor es recorrer a pie las preciosas calles de París.

¿Qué ver y qué hacer?

Museo del Louvre: Inaugurado a finales del siglo XVIII, el Museo del Louvre es el museo más importante de Francia y uno de los más visitados del mundo. Actualmente recibe más de ocho millones de visitantes cada año. Formado a partir de las colecciones de la monarquía francesa y las expoliaciones realizadas durante el imperio Napoleónico, el Museo del Louvre abrió sus puertas en 1793 mostrando un nuevo modelo de museo, que pasaba de las manos de las clases dirigentes al disfrute del público general.

Jardines de Luxemburgo: Diseñados en 1612 bajo las órdenes de María de Médicis, los Jardines de Luxemburgo son los jardines más céntricos, populares y bellos de París. Los Jardines de Luxemburgo son uno de los lugares más populares de la ciudad tanto para los parisinos como para los turistas, que pueden encontrar un lugar de descanso merecido después de pasear por toda la ciudad. Entre las numerosas estatuas y esculturas que se alojan en los jardines, es posible encontrar centenares de sillas de metal en las que relajarse y disfrutar de la tranquilidad.

Se trata de un espacio agradable, repleto de plantas y árboles bajo los que cobijarse durante los calurosos días estivales, aunque también es posible realizar muchas otras actividades como jugar al tenis o a la petanca, realizar cursos de arboricultura, o bien elegir la apicultura para aprender a tratar con las abejas de la gran colmena que habita en el jardín.

Entra las diferentes áreas de juego para los más pequeños destaca el estanque situado junto al Palacio de Luxemburgo, en el que se pueden alquilar pequeños barquitos de vela para manejarlos con una vara, como se hacía en los viejos tiempos. En el parque también hay un teatro de marionetas.

Campos Eliseos: Con una longitud de casi dos kilómetros, los Campos Elíseos (Champs-Élysées) componen la arteria más bella y conocida de París, además de una de las avenidas más famosas del mundo. La avenida se encuentra dividida en dos partes que se pueden diferenciar fácilmente. La zona más baja de los Campos Elíseos, situada junto a la Plaza de la Concordia, se encuentra rodeada de jardines presididos por imponentes edificios como el Palacio del Descubrimiento, el Petit Palais y el Grand Palais.

La parte alta de los Campos Elíseos comienza en la Place de l'Etoile junto al magnífico Arco del Triunfo y está compuesta por tiendas de lujo, restaurantes, cines y algunos grandes almacenes.

Al finalizar la Avenida de los Campos Elíseos, en el lado opuesto al Arco del Triunfo se extienden la Avenida de la Gran Armada y la Avenida de Charles de Gaulle que llevan hasta el Gran Arco situado en el moderno barrio de La Defensa, uno de los principales centros de finanzas de la Unión Europea.

Desde el Gran Arco se obtienen unas vistas sin igual de la Avenida de los Campos Elíseos.

Gastronomía

La cocina francesa es muy rica y variada gracias a la calidad de las materias primas y a la enorme diversidad cultural que posee Francia. Algunos platos típicos: Foie gras: Hígado de patos o gansos cebados. Boeuf Bourguignon: Carne de ternera estofada en vino tinto. Escargots: Caracoles. Croque-monsieur: Sandwich de jamón y queso horneado. Tarte Tatin: Tarta de manzana en la que las manzanas están caramelizadas. Crepe: Torta de harina de trigo que puede llevar ingredientes tanto dulces como salados. Ratatouille: Pisto de berenjena, tomate, calabacín, pimientos y albahaca.

Clima

El tiempo en París suele ser impredecible así que es recomendable viajar preparado. Cada estación refleja una faceta de la ciudad, desde la melancolía del otoño lluvioso al encanto del sol y del color de las flores en primavera. La mejor época para visitar París es la primavera cuando los días suelen ser soleados, las temperaturas agradables y sus parques empiezan a florecer.


Publicidad