Mejores precios de las últimas búsquedas

Duración del viaje:

noviembre 2019

20 mié
21 jue
22 vie
23 sáb
24 dom
25 lun
26 mar
27 mié
28 jue
29 vie
30 sáb

diciembre 2019

1 dom
2 lun
3 mar
4 mié
5 jue
6 vie
7 sáb
8 dom
9 lun
10 mar
11 mié
12 jue
13 vie
14 sáb
15 dom
16 lun
17 mar
18 mié
19 jue
20 vie
21 sáb
22 dom
23 lun
24 mar
25 mié
26 jue
27 vie
28 sáb
29 dom
30 lun
31 mar

enero 2020

1 mié
2 jue
3 vie
4 sáb
5 dom
6 lun
7 mar
8 mié
9 jue
10 vie
11 sáb
12 dom
13 lun
14 mar
15 mié
16 jue
17 vie
18 sáb
19 dom
20 lun
21 mar
22 mié
23 jue
24 vie
25 sáb
26 dom
27 lun
28 mar
29 mié
30 jue
31 vie

febrero 2020

1 sáb
2 dom
3 lun
4 mar
5 mié
6 jue
7 vie
8 sáb
9 dom
10 lun
11 mar
12 mié
13 jue
14 vie
15 sáb
16 dom
17 lun
18 mar
19 mié

No disponemos de precios orientativos para este destino y número de noches. Puedes hacer una búsqueda para conocer el precio exacto de tu viaje.

Vuelos de última hora desde Amsterdam

Disfruta de los mejores destinos
Precios ida con tasas incluidas. Gastos de gestión no incluidos.

Consigue tu vuelo y conoce Nápoles


Ciudad de arte, se abre como un anfiteatro sobre el mar y está dominada por el Vesubio, por los Montes de la cuesta, las islas de Capri, Ischia, Procida y por el Capo Miseno. Nápoles, el centro del Mediterráneo es la capital de la Región Campania y capital del Mezzogiorno de Italia. La gran riqueza histórica y artística de la ciudad recae en el paso de griegos, romanos y normandos por la ciudad. 

Su casco antiguo cuenta con 2.500 años de historia y ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Entre sus numerosas ruinas romanas destacan las excavaciones de San Lorenzo el Mayor, que acoge parte del ágora griega del siglo V a.C y numerosos restos de la metrópolis romana. La Catedral de Nápoles, la Basílica de San Doménico o visitar las ruinas romanas de las poblaciones adyacentes de Pompeya y Herculano son otros de los atractivos de la ciudad.


Qué ver y qué hacer


En primavera Nápoles ofrece su parte mejor por lo que se refiere al recibimiento y a la hospitalidad. Es el mejor periodo para hacer excursiones, paseos ecológicos, visitas a los museos y a sitios artísticos e históricos. Es suficiente sólo olvidar la prisa y el estado de ansiedad y dejar que la misma ciudad y sus innumerables maravillas os conduzcan por la mano.
Protagonistas absolutos del verano napolitano son el mar, las zonas verdes y los lugares abiertos que al llegar del calor se hacen teatro de iniciativas deportivas, excursiones, conciertos, juegos y espectáculos de entretenimiento. Barcas de remos, yatchs, naves de crucero, botes cruzan las aguas del Golfo. En la Villa Municipal y en los parques ciudadanos mucha gente se entretiene hasta tarde para oír música, para asistir a la proyección de películas o para deleitarse con espectáculos de cabaret. Por las calles del centro la gente se divierte al ver los artistas de la calle. Los museos están abiertos por las tardes.
Una estancia en Nápoles en otoño representa una panacea para los que quieren prepararse a hacer frente a los incesantes ritmos de trabajo del invierno. La blandura del clima, la vivacidad de la vida ciudadana y las propuestas turísticas y culturales representan estímulos eficaces para dar energía al cuerpo y a la mente. Es el período más bello para encontrarse consigo y para ir al descubrimiento de los lugares donde la historia se encuentra con el mito y con la leyenda: Nápoles subterránea, las catacumbas de San Gennaro y de San Gaudioso, los escavos de San Lorenzo Maggiore, la iglesia de las Almas del Purgatorio, la capilla Sansevero,...
Nápoles es una ciudad solar en invierno, ya que sigue enseñando brillantez y exuberancia en cada ocasión. Pasear por las callejuelas del centro histórico vale unas vacaciones. Si hay alguien más exigente, para el fin del año, Nápoles propone un carné de citas merecedoras al respeto: conciertos, espectáculos de teatro, exposiciones artísticas, visitas guiadas, eventos deportivas, convenios, eventos religiosos, turísticos y culturales.
En cualquier época del año, es interesante desplazarse a sólo 13 km.,dónde se encuentra el majestuoso Vesubio, inactivo desde 1944. Además, una excursión a Pompeya, descifrará al viajero cómo era la vida romana en el 79 d.c., cuando la ciudad quedó sepultada bajo la lava y el lodo del Vesubio.

Positano
Publicidad