Hoteles en Cabo Verde

BUSCA HOTELES EN Cabo Verde

¡Reserva ahora con el mejor precio garantizado!

Cancelación GRATUITA en la mayoría de habitaciones

Sobre Cabo Verde

Cuenta la leyenda que cuando Dios acabó de crear el mundo, se sacudió las manos y de las migajas de tierra, que iban cayendo, surgieron las diez islas mágicas de este pequeño país. Viajar a Cabo Verde permite introducirse en la historia y la cultura de un pueblo que es una fusión entre Europa y África. El mestizaje es visible en todas partes. Leer más »

Cabo Verde

Introducción al destino

Cuenta la leyenda que cuando Dios acabó de crear el mundo, se sacudió las manos y de las migajas de tierra, que iban cayendo, surgieron las diez islas mágicas de este pequeño país. Viajar a Cabo Verde permite introducirse en la historia y la cultura de un pueblo que es una fusión entre Europa y África. El mestizaje es visible en todas partes. Entre las islas de este pequeño archipiélago disfrutaréis de su música y de su hospitalidad, rasgos fundamentales de la forma de ser de este pueblo.

El archipiélago de Cabo Verde está formado por siete pequeños islotes y diez islas: Santiago, Fogo, Brava, Santo Antão, São Vicente, São Nicolau, Santa Luzía, Sal, Maio y Boa Vista.

Los caboverdianos acostumbran a decir que en su tierra `ingrata´, sin agua y con pocos recursos económicos, la mayor riqueza son las personas. La morabeza (amabilidad y hospitalidad) es la cualidad que más cautiva de este pueblo, acostumbrado a compartir lo poco que tiene. Cabo Verde se ha hecho escuchar gracias a su música. Cesaria Evora es la embajadora de las islas; con su voz ha abierto el archipiélago al mundo.

Santiago: Es la isla donde se mantienen algunas costumbres y tradiciones de origen africano como llevar los niños en la espalda, las creencias animistas, las músicas y las danzas (el batuque). Praia es la capital de la isla y de Cabo Verde.
Fogo: Permite admirar el segundo volcán más elevado del Atlántico después del Teide, observar la arquitectura colonial de los portugueses, los llamados sobrados, y probar el queso fresco de cabra, el vino (el único del archipiélago) y su famoso café.
São Vicente: Es conocida como la isla de los artistas, de la cultura y de la fiesta. El carnaval, el festival de música de Baia das Gatas (en Agosto) y el de teatro, son los más importantes del país. Es una isla árida y montañosa (poco elevada) con muchos rincones para visitar. Hay que disfrutar de sus playas, y del arte y la música de su gente. En Mindelo, capital y segunda ciudad más importante del archipiélago, vive Cesaria Evora.
Santo Antão: Isla montañosa, que invita a hacer excursiones y pasear por sus verdes y frondosos valles donde destacan las plantaciones de caña de azúcar, plátanos y otros productos típicos del país.
Sal: Es muy llana y la más turística, por la belleza de sus playas de arena blanca, agua turquesa y la posibilidad de realizar deportes náuticos. Vale la pena visitar las salinas y pasear un día por la isla.

Últimas Valoraciones

  • Sitio tranquilo y acogedor. Desayunos muy buenos. Bien ubicado, a 15 minutos andando de Santa María. Ubicación. Desayunos.

  • Playa muy bonita. El hotel y la playa muy bien, aunque el hotel no se corresponde a un cinco estrellas español. Lo peor del viaje, fué que el avión tuvo un retraso en la ida de mas de tres horas y en la vuelta mas de dos horas. Amabilidad y servicio.

  • La piscina es preciosa. El silencio y la tranquilidad, sin animaciones nocturnas ni diurnas. Ideal para descansar, leer. Lo mejor de todo la atención del personal cercanos, amables, solícitos, simpáticos pero muy muy discretos. La restauración es buena y bien presentada aunque no demasiado variada pero eso es un cuestión constante en la isla. El precio alto. La limpieza de los elementos comunes es buenísima, la de la piscina excelente. Sin ninguna duda su mayor valor el personal.

  • Apartamentos alejados de la zona de ocio por lo cual son muy tranquilos.