Consigue tu vuelo+hotel y conoce Veliko Tarnovo

Veliko Tárnovo ha emergido entre las curvas que conforma el serpenteante río Yantra en el norte de Bulgaria. Su nombre significa, literalmente, "El Gran Tárnovo", porque siempre ha sido una ciudad de gran importancia: capital del Imperio Búlgaro en la Edad Media y, menos lejos en el tiempo, ciudad donde el zar Fernando I declaró la independencia total de Bulgaria frente a los otomanos.

Aunque a día de hoy no llega a los 100.000 habitantes, se puede decir que Veliko Tárnovo es el centro cultural del norte del país. Su museo arqueológico contiene elementos de gran importancia provenientes de la necrópolis de Nicópolis del Istro, una ciudad romana situada a solo 20 kilómetros de Veliko Tárnovo. Por otra parte, el Museo de la Historia Moderna cuenta a búlgaros y visitantes la historia de la ciudad durante crudos acontecimientos del siglo XX como las guerras balcánicas o la Primera Guerra Mundial.

Por suerte, hoy en Veliko Tárnovo se respira con tranquilidad, pudiendo contemplar todas sus maravillas como la curiosa "Casa del Monito", el Monumento Asenid levantado para conmemorar el 700º centenario del Imperio Búlgaro o Tsarevets, una fortaleza medieval sobre una colina que atestigua la fortaleza de la ciudad durante la Edad Media. De aquella época todavía quedan el Palacio Real, la Torre de Balduino, la Puerta Asenova o el Patriarcado. Y para el deleite de todos, por las noches es el emplazamiento de un espectáculo didáctico de luz y sonido en el que se cuentan episodios de la historia de la ciudad... O lo que es lo mismo, de la historia de Bulgaria. Porque Veliko Tárnovo y Bulgaria siempre han ido cogidas de la mano.