Consigue tu vuelo+hotel y conoce Lake Nakuru

Situada en pleno valle del Rift, Nakuru es la tercera ciudad más poblada de Kenya. Una ciudad industrial enclavada a tan solo cuatro kilómetros del Lago Nakuru, uno de los múltiples lagos del Rift y puede que uno de los más conocidos. Sus aguas alcalinas atraen la atención no solo de miles de visitantes, sino también de multitud de especies animales. Convertido en Parque Nacional, este trozo de África salvaje ubicado al lado de una importante urbe lucha por su supervivencia y su integridad, para seguir conservando su ADN natural sin cerrar las puertas a todos aquellos aventureros como tú que quieren ver de primera mano un espectáculo salvaje en plena África.

Aunque el parque existe como tal desde 1968, siete años antes ya había un santuario de aves. Dentro de este grupo de vertebrados, los flamencos son los dueños y señores de este lugar sacado de un documental de La 2. En determinadas épocas del año llegan en bandada para alimentarse y criar al lado de las aguas alcalinas de este lago. El ornitólogo Roger Tory Peterson llegó a afirmar que, cuando se reúnen varios millones de flamencos en el Lago Nakuru, forman "el más grande espectáculo del mundo". No obstante, en las últimas décadas el rinoceronte, que ha ido aumentando su población dentro del parque, les disputa el protagonismo a las curiosas aves rosadas. Pero el Nakuru tiene una fauna que ni el Arca de Noé: mamíferos como jirafas, leones, leopardos, búfalos, cebras o hienas; más de 450 especies aves entre las que podemos destacar, además de los flamencos, pelícanos, avestruces, águilas rapaces, garzas o lavanderas, entre muchos otros, son pobladores de pleno derecho de este hogar verde.

En las inmediaciones del parque natural puedes encontrar varios campings públicos y alojamientos para que puedas deleitarte con este trozo de África. Una región que no reúne solamente una de las áreas naturales más impresionantes del continente, sino que también esconde otras joyas de la naturaleza como el cráter de Menengai, perteneciente a un enorme volcán extinguido que custodia la ciudad de Nakuru; el Lago Elmenteita, una extensión natural de agua rica en sodio; o los emplazamientos prehistóricos de Kariandusi y Hyrax Hill, que dan buena cuenta del modo de vida de nuestros antepasados. ¡Una región que vale la pena!