Consigue tu vuelo+hotel y conoce Curepto

Con aire campestre y colonial, aquí parece que el tiempo no pasa. Un lugar que nos transporta al pasado, ideal para encontrarnos con las tradiciones del campo chileno y disfrutar los frutos de la tierra.

Curepto, significa en mapudungun, "donde corre el viento". Se ubica a 300 kilómetros al suroeste de Santiago, en la Provincia de Talca, Región del Maule. Sus principales características son su arquitectura colonial que podrás aprecias en las iglesias, las casonas y los espacios públicos, su variada agricultura dada la gran calidad de sus tierras y porque sus habitantes se han esforzado por mantener vivas las tradiciones locales, lo que ha producido una intensa actividad turística; para todos quienes aprecian la historia y las costumbres del país, vale la pena visitar Curepto.

Sus principales atractivos son su Plaza de Armas, la Iglesia Nuestra Señora del Rosario y la casa Parroquial las cuales fueron declaradas como Monumento Nacional en 1990.
La Iglesia Nuestra Señora del Rosario fue construida en 1835 por la comunidad local durante 10 años. En esta iglesia se guarda la imagen de la Virgen del Rosario, confeccionada en madera traída de Llongocura en el año 1755.

También resulta interesante la Parroquia Sagrado Corazón de Jesús de Gualleco, declarado Monumento Nacional en 2008. El Museo Histórico y Religioso era una excelente forma de conocer la historia y el fervor religioso de esta localidad sin embargo, al igual que muchas otras construcciones antiguas, sufrió graves daños en el terremoto del año 2010, así que permanece cerrado.

A pocos kilómetros se encuentra Gualleco, una localidad famosa por sus baños con propiedades medicinales y su pueblito típico. También está muy cerca el pueblo de Huaiquén también de arquitectura colonial, un paseo que resulta encantador.
Si te interesa la historia y la arqueología, podrás encontrar en el límite sur de Curepto vestigios de las culturas indígenas que poblaron estas tierras hace siglos. Existen vestigios de cementerios indígenas que vale la pena conocer.

Un panorama imperdible en Curepto son las maravillosas cabalgatas de entre 2 y 5 horas que podrás realizar en grupo o solo acompañado por arrieros, disfrutando de los hermosos paisajes el lugar como bosques nativos y pozones de agua.
Existen algunos tours a caballo que al regreso te esperarán con un delicioso asado de cordero o chivo, divertido y delicioso.

La gastronomía en Curepto es tradicional y criolla; las preparaciones típicas son los pasteles de choclo y de papa, empanadas, asados de cordero o de chivo y conejos escabechados.

La artesanía del lugar es otro de sus atractivos, aquí podrás encontrar hermosas piezas de piedra laja, tejidos de lana natural y sobre todo artesanía en cuero que es lucida con orgullo en los campeonatos de rodeo. Hermosos bozalillos, maneas, huascas y cabezadas, cinturones y riendas engalanan a los caballos y a sus jinetes en estas ocasiones.

El clima de Curepto es mediterráneo continental, propio del valle del Maule. Las temperaturas cambian mucho entre el día y la noche y hay poco viento. En invierno son comunes las heladas, con temperaturas bajo cero y en verano suelen superarse los 30° C.