Consigue tu vuelo+hotel y conoce Archipiélago de Juan Fernández

Es una comuna ubicada a 670 km de las costas chilenas, a la altura de San Antonio, en la Quinta Región. Fue descubierto por el marino español Juan Fernández, entre 1563 y 1574. Aunque su conocimiento a nivel mundial alcanzó fama gracias a la novela Robinson Crusoe del escritor Daniel Defoe en 1719.

El archipiélago Juan Fernández está compuesto por las islas principales Robinson Crusoe, Alejandro Selkirk, el islote Santa Clara, y otros islotes menores. Precisamente las dos primeras islas son las más pobladas, las que juntan no alcanzan a superar los mil habitantes. La mayoría se encuentra posicionada en la Bahía Cumberland, en la costa norte de la Isla Robinson Crusoe.

En 1935 las tres principales islas del archipiélago fueron declaradas Parque Nacional con una extensión de aproximadamente 9.967 hectáreas, y declarado en 1977 Reserva Mundial de la Biosfera por la Unesco.

La Bahía Cumberland, en el poblado de San Juan Bautista, es uno de los lugares con más habitantes, por lo mismo, se podría considerar el más importante, albergando a unas 600 personas. Las mismas llevan un estilo de vida más bien rustico, dedicados a la pesca principalmente pero, a pesar de todos, hay servicios de internet, telefonía, correos, residenciales, entre otros.

Poblados y sitios de interés

Mirador de Selkirk, sitio histórico nombrado en honor al marinero escoses Alejandro Selkirk, quien inspirara la novela del naufrago Robinson Crusoe. Desde este sector se puede obtener una bella y amplia panorámica de los islotes adyacentes y de la flora que reviste en todo su esplendor.

Plazoleta del Yunque. Está ubicada a los pies del cerro del mismo nombre, adornada por variopintos árboles y un lugar céntrico para realizar picnics y campings. Desde aquí emigran senderos hacia tupidos bosques, para quien quiera aventurarse conociendo las maravillas de la zona.

El pueblo Centinela, donde, adyacente a éste, existe una tranquilo balneario habilitado con hosterías.

Sal si puedes, San Juan Bautista, Punta de Isla, Puerto francés y Puerto Inglés, son también poblados íntimos, pequeños, pero de relevancia, rodeados por bellos parajes naturales que invitan a las excursiones, acampar y empaparse de a exuberante naturaleza. En estos hay refugios de la CONAF y privados, donde hay servicios básicos e informaciones relacionadas con ubicaciones geográficas, climáticas, etc. Este largo tramo es conocido como "el Sendero de Chile", y por medio de él, se puede acceder a los sitios antes mencionados. Al extremo sur del poblado San Juan Bautista, y como parte también del sendero de Chile, se ubica un impresionante tramo submarino en el cual se puede apreciar la belleza y biodiversidad del fondo marino.