La excusa para viajar este 2018 se llama deporte

Mireia Broca 3 minutos
Para viajar no se necesita más esfuerzo que levantarse del sofá y moverse, pero buscarse alguna excusa es lo mejor que hay. Hay un chico que elige su destino de vacaciones por orden alfabético. Este verano fue a Omán. Mi excusa para este año, que con lo del IVA cultural pinta que ganaré pasta a destajo, es algo que sueño desde que miraba el programa TransWorldSport de pequeña. Haré la ruta de los eventos deportivos. Como hay muchos a los que me gustaría ir (¿quién no sueña con una final de críquet histórica en la India?), lo he tenido que reducir a los suficientes para hacerme una idea de que me lo hubiera pasado muy bien este 2018 viendo sudar a los demás.
Para viajar no se necesita más esfuerzo que levantarse del sofá y moverse, pero buscarse alguna excusa es lo mejor que hay. Hay un chico que elige su destino de vacaciones por orden alfabético. Este verano fue a Omán. Mi excusa para este año, que con lo del IVA cultural pinta que ganaré pasta a destajo, es algo que sueño desde que miraba el programa TransWorldSport de pequeña. Haré la ruta de los eventos deportivos.

Como hay muchos a los que me gustaría ir (¿quién no sueña con una final de críquet histórica en la India?), lo he tenido que reducir a los suficientes para hacerme una idea de que me lo hubiera pasado muy bien este 2018 viendo sudar a los demás.

El fútbol siempre será el rey

Y este curso, ¡toca Mundial! A finales de junio, Rusia será el país encargado de acoger a las selecciones que intentarán tomar el relevo a Alemania en horarios bastante dignos en estos lares (claro que si estoy allí, poco me importa la sincronización). Entre los equipos no estará Italia, que no se clasificó. Como dirían los expertos: “El fútbol es así”.

Y aunque un Mundial eclipsa bastante, que no nos quiten la final de la Champions en mayo. Este año, la final es en Kiev. Digamos que nos viene de camino.

View this post on Instagram

🗓 day to go! ❤⚽🏆 #WorldCupDraw #WorldCup

A post shared by FIFA World Cup (@fifaworldcup) on

Año olímpico

Los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Invierno se celebrarán en Corea del Sur. Este evento me va niquelado porque en un solo viaje me juntarán slalom, saltos, curling y patinaje artístico. ¿Qué más se puede pedir?

 

Deportes que se juegan con las manos

Mi ruta de eventos deportivos pasa por la NBA. Me sabe mal no asistir al concurso de mates, pero como lo de los amistosos no me va, prefiero elegir uno de los miles de enfrentamientos de liga o de playoff que me llame la atención. Lo importante es que  no se pise con uno de los partidos de las Seis Naciones de Rugby o los europeos de waterpolo que se celebrarán en Barcelona

 

Cuando el deporte es espectáculo

Ellos sí que saben montar un show de algo que puede llegar a ser más tedioso que tu sobrino contándote la última temporada de Patrulla canina. ¿Habéis estado alguna vez en un partido de béisbol? Sabréis de lo que hablo. Aunque Jeter ya colgó el bate, se tiene que fichar en un partido de los Yankees o, mejor, dejarse caer en julio en Washington para asistir a la Baseball All Stars. En este caso se acepta que sea amistoso.

Pero si de espectáculo hablamos, no puedo perderme el de la Super Bowl el primer domingo de febrero como manda la tradición desde hace unos años. Esta temporada en Minneapolis, Justin Timberlake seguro que nos regalará un concierto memorable, la serie elegida emitirá un episodio memorable y las marcas nos sorprenderán con anuncios memorables. Ah, sí, y también se jugará un partido de fútbol americano.

Deportes con traje

Hay eventos deportivos en los que no puedes ponerte cualquier cosa que simplemente esté limpia en la maleta. Aquí se tiene que demostrar que se tiene algo de clase y eso también les da su encanto. En mi lista están la regata Oxford – Cambridge, la americana verde del Masters de Augusta y los sombreros y caballos de Ascot. Pensaba comprar entradas para Wimbledon, pero como la lista me estaba quedando algo british, lo haré para Roland Garros. Además, todo el mundo sabe que la tierra batida se nos da mejor.

Sobre ruedas

Siempre dije que iría a Montecarlo a ver la F1, pero igual cambio de destino. ¿Silverstone? Lo mismo me pasa con las motos, aún no he decidido a qué circuito iré a ver a Marc Márquez & Co. Por culpa de Tom Cruise y aquella curva que no se tenía que entrar por el exterior de Días de Trueno, incluyo en mi lista de motor las 500 millas de Daytona o las de Indianápolis.

FP3 – P.1 #AustralianGP

A post shared by Marc Márquez (@marcmarquez93) on

Pero si hay un evento deportivo sobre ruedas que necesito ver en persona desde lo alto del Alpe d’Huez es el Tour de Francia. ¡Cuántas siestas veraniegas acompañó este evento deportivo! De eso ya hace tiempo, cuando se fundió Induráin y maldecimos al danés y a las rampas de Hautacam.

 

Un día, no pongo a nadie por testigo por si las moscas, lograré dar la vuelta al mundo de evento deportivo en evento deportivo. De momento, si el IVA cultural aún me lo permite, pagaré el paquete fútbol y deporte y buscaré un buen lugar en el sofá de casa.