Convertirse en un marciano (sin salir de la Tierra) es posible

José Confuso
¿Y si la solución a todos nuestros problemas estuviese mucho más cerca -ejem- de lo que parece? Llevamos siglos, milenios, levantando la vista al cielo para observar a ese diminuto punto rojo al que hemos decidido bautizar como Marte. Un planeta tan lleno de misterios que nos trae de cabeza.

Allí imaginamos a los marcianos, a los platillos volantes e incluso a David Bowie cantándoles una canción. Ahora, gracias a la exposición 'Marte. La conquista de un sueño' que acoge el Espacio Fundación Telefónica, podemos descubrirlo de verdad. ¡Y sin salir de la Tierra! Si es que esto es un chollazo. Corred, que la nave despega en tres... dos...

Hay cuestiones trascendentales que nos han acompañado a lo largo de la historia de la humanidad. De dónde venimos, a dónde vamos, cuál es el propósito de la vida o cómo saber si una camiseta va en la lavadora de color o hay que esperar a la de blanco -¡imposible saberlo!-. Pero si hay algo que, de verdad, nos ha inquietado es la posibilidad de que no estemos solos en el universo. ¿Existe la vida fuera de la Tierra? Con esa pregunta empieza ‘Marte. La conquista de un sueño’, una exposición dedicaba por completo a nuestro planeta vecino. Una oportunidad única para llegar a comprender la fascinación que esta enorme bola de tierra roja lleva provocando desde los egipcios.

Científicos, historiadores, filósofos y casi cualquier persona con ganas de ponerse el gorro de explorador ha soñado con viajar a Marte. Desde los primeros astrónomos que se preguntaban cómo sería aquel extraño planeta que giraba alrededor de la Tierra -ay, ilusos, no sabían lo que se les venía encima- hasta Orson Wells cuando se inventó lo de ‘La guerra de los mundos’ e hizo que América temblase de miedo por culpa de una invasión extraterrestre. La curiosidad que ha despertado Marte lleva siglos atormentándonos. ¿Hubo vida en su superficie? ¿Por qué se secaron sus océanos? ¿Es verdad que los marcianos son verdes y tienen enormes cerebros? ¡Así salen en ‘Mars Attacks’!

Pero todo esto no se ha quedado en la ciencia. Casi sin saberlo, Marte ha marcado parte de nuestra nuestra historia y es ahí donde la exposición ofrece su visión más atractiva. En un mismo y sorprendente espacio podemos encontrar un fragmento auténtico de meteorito -¡lo más cerca que vamos a estar nunca!- junto a réplicas de los telescopios de Galileo, imágenes reales grabadas por sondas de la NASA o unos vestidos inspirados en la moda marciana. Y por si eso no fuese suficiente, incluso podemos hacernos nuestra primera foto en Marte como su fuésemos turistas. Houdinis a la conquista de espacio, ¡lo que nos faltaba! ¿Tendrán buenos restaurantes en Venus?

Pero, sin duda, la parte que más expectación congrega es la que se refiere a la ‘guía definitiva para convertirte en un auténtico marciano sin salir de casa’. Consejos prácticos para sobrevivir en un futuro hipotético en Marte. Algo que, visto lo visto, vamos a necesitar como agua de mayo. Cómo sortear las consecuencias de la falta de gravedad -ojo cuidado: nos crecería la cabeza y se nos encogerían las piernas-, los efectos de la radiación o las posibilidades para construir habitáculos que permitan evitar el árido clima marciano. ¿Quién no ha soñado con tener un chalecito a las orillas del desierto rojo de Marte? Pues ya hay tres proyectos en marcha para cuando la humanidad decida dar el salto espacial. Ahí es nada.

Créditos: Espacio Fundación Telefónica

Así que, mientras entonamos el ‘Life on Mars’ de David Bowie, podemos ir acercándonos a descubrir los misterios del planeta rojo hasta el próximo 4 de marzo en el Espacio Fundación Telefónica (Fuencarral, 3, Madrid), como siempre, de forma gratuita. Nunca recorrer más de 200 millones de kilómetros fue tan rápido y fácil. ¡Preparados para el despegue!