Los 30 mejores Hoteles en Noruega

BUSCA HOTELES EN Noruega

¡Reserva ahora con el mejor precio garantizado!

Cancelación GRATUITA en la mayoría de habitaciones

Sobre Noruega

Noruega, la tierra de los vikingos y los Trolls, con sus paisajes cambiantes a cada paso y sus sorprendentes iglesias de madera, constituye el extremo septentrional de Europa. Desde Oslo al cabo Norte, el país ofrece al viajero un recorrido de contrastes. Oslo Oslo es una capital pequeña. Leer más »

Noruega

Introducción al destino

Noruega, la tierra de los vikingos y los Trolls, con sus paisajes cambiantes a cada paso y sus sorprendentes iglesias de madera, constituye el extremo septentrional de Europa. Desde Oslo al cabo Norte, el país ofrece al viajero un recorrido de contrastes.

Oslo
Oslo es una capital pequeña. El Karl Johans Gate es la calle principal de Oslo y el centro de la actividad comercial, un lugar ideal para vivir y sentirse en el centro de la cultura y la sociedad noruega. En esta misma calle se encuentra el Royale Palace, la residencia oficial de los reyes de Noruega. En la misma calle encontramos el Teatro Nacional, la activa y frecuentada Plaza Eidsvolls, el Stortinget, la catedral Domkirke y el moderno centro comercial Basarhallene. Por otro lado, Oslo es sede de los museos más importantes del país. Una muestra de ello son la Galería Nacional, el Museo Histórico, el Museo Munch o el Museo de Barcos Vikingos.

Zona Sur
Se caracteriza por la belleza de sus poblaciones costeras. Stavanger, Arendal, Risor, Grimstad o Lillesand son algunos ejemplos del encanto de los pueblos de casas de madera que se apiñan en la costa.

Bergen
La podemos considerar la capital de los fiordos, la segunda ciudad del país en número de habitantes. Su entorno cuidado y limpio se debe a la gran sensibilidad medioambiental de que hacen gala los noruegos. Es interesante ver el mercado del Pescado, el Bryggen, antiguo muelle, la Torre de Rosenkrantz, situada en este mismo muelle y la Nave de Hakon. Cerca de Bergen se pueden visitar las atracciones turísticas mayores de Noruega: sus fiordos. Hay muchos y muy profundos. Su belleza paisajística es única y enamoran al visitante desde el primer momento. Los pueblecitos que se hallan en sus orillas, construidos en madera y pintados de múltiples colores, son un lugar muy pintoresco y de enorme atractivo. Sognefjord, Hardangerfjord o el Nordfjord son algunos de los más grandes e impresionantes. Sin embargo, el que quizás ha alcanzado mayor fama es el de Geirangerfjord. A pesar de sólo contar con dieciséis kilómetros, su espectacularidad le ha dado fama internacional.

Zona Centro
Es un región con muchos lagos de origen glacial, y por tanto de difícil acceso. A parte de los lagos y sus bosques, lo más interesante de esta región son sus pequeñas y bonitas poblaciones, y como no, sus bonitos parques naturales. Hamar, Lillehammer con su Museo Maihaugen de los Pueblos, Otta y Roros, importante centro histórico Patrimonio Mundial de la UNESCO son las poblaciones de más interés. A parte de estas poblaciones, también puede ser interesante visitar la región de Telemark. Por otro, los Parques Nacionales de Rodane, Jotunheimen y Dovrefjell, son lugares ideales para hacer excursiones y admirar la naturaleza y el paisaje noruego en su estado puro.

Norte
La ciudad de Trondheim es la tercera ciudad de Noruega y la capital de la zona norte. Si se visita esta hermosa ciudad, no se puede pasar por alto su edificio más emblemático: Nidaros Domkirke, la catedral de estilo gótico. Otras ciudades como Mo i Rana, Narvik, Fauske, Bodo o Tromso deben su atractivo a su proximidad con el Círculo Polar Ártico. Por otro lado Finnmark en el extremo norte del país, es un asentamiento tradicional y feudo de los Lapones o Samis, así como lugar de paso para alcanzar el Cabo Norte. También los archipiélagos de las islas Lofoten, con su espectacular paisaje y riqueza pesquera y las islas Vesteralen merecen ser visitadas.

Últimas Valoraciones

  • Cafetería con vistas espectaculares en piso 33, sauna y piscina. El desayuno muy bien. Bien comunicado, confortable y trato amable por parte del personal.

  • No recomendable. Lo único bueno es la ubicación. Extremadamente básico. Habitaciones minúsculas. Limpieza regular. ¡¡No cambian toallas ni limpian la habitación en estadías menores a 7 días!! Por cambio de toallas cobran 20 kn c/u. En el baño había secador de cabello fijo a la pared pero sin toma corriente en el baño

  • Buena elección para visitar Oslo. La habitación era muy pequeña pero era lo que reservamos. Por lo demás, estaba muy cuidada. Lo mejor es la ubicación del hotel que está en pleno centro y junto a la estación de tren.

  • En general estaba bien, lo que mas me gustó fue la habitación.

  • La ubicación. Estaba cerca de todo, de la estación central, del centro de la ciudad. Una zona tranquila. El desayuno tenía de todo. Me gustó mucho. Las camas eran muy cómodas.

  • Ubicación inmejorable para el precio. Buen desayuno buffet, buena comunicación, personal muy amable y atento. ¡Café y café con leche gratis en el Hall! El hotel está a 10 minutos andando de la Ópera, del Ayuntamiento, de la Catedral y de la fortaleza Akerhus...¡está cerca de cualquier cosa! Tenéis el autobús 30 que os llevará al museo de Barcos Vikingos o al Musero del Folklore Noruego, y el tram 13 que os llevará al Vigeland Park (parque de las Estatuas). PD: ¡Recordad comprar el Ruter Pass u os cobrarán 5 euros por cada billete individual cogido in situ en el bus-tram!

  • Desayuno buenísimo. Personal muy atento, muy amable, habitación limpia. Cerca del metro, buena comunicación con Oslo Sentrum.

  • Zona y servicio de comida. Está situado en muy buena zona, céntrica y con vistas al fiordo. Tienen el detalle de incluir en el precio un servicio de meriendas de 15:00 a 18:00 horas y una cena de 18:00 a 21:00 horas. La decoración es agradable y la estancia es confortable.

  • Céntrico y funcional. Situado en el centro, hotel funcional, habitación pequeña, trato excelente y comedor práctico (a cualquier hora tienen preparado comida incluido en el precio).

  • La ubicación