Los 30 mejores Hoteles en Islandia

BUSCA HOTELES EN Islandia

¡Reserva ahora con el mejor precio garantizado!

Cancelación GRATUITA en la mayoría de habitaciones

Sobre Islandia

Islandia, la Tierra del Hielo, es una tierra joven, aún formándose. Los volcanes, los glaciares, las coladas de lava, los acantilados y las cascadas presentan todos los colores del arco iris, en una confrontación única con los elementos: el viento, la luz, el aire transparente, los espacios inmensos... Leer más »

Islandia

Introducción al destino

Islandia, la Tierra del Hielo, es una tierra joven, aún formándose. Los volcanes, los glaciares, las coladas de lava, los acantilados y las cascadas presentan todos los colores del arco iris, en una confrontación única con los elementos: el viento, la luz, el aire transparente, los espacios inmensos...

El viajero que visita Islandia hoy en día lo hace por las mismas razones que los vikingos que la descubrieron en el siglo IX: el amor por la libertad. Tanto por las vastos e inhabitados paisajes, como para pasear por la ciudad haciendo amigos, uno se siente libre en Islandia.


Islandia ofrece una gran diversidad de excursiones para los amantes de la naturaleza con paisajes impresionantes, campos de lava reciente, rugientes cascadas y majestuosos glaciares.
En la temporada más cálida, de abril a septiembre, se puede estar casi seguro de avistar alguna ballena. En junio y julio, la gran expectación es el Sol de Medianoche, que trae a la isla largas noches blancas de hadas. La temporada para cazar una aurora boreal, comienza en septiembre.
La relajación y el bienestar de los baños en piscinas al aire libre, se puede disfrutar todo el año, gracias a la temperatura de las aguas geotérmicas. Igual que los deportes de invierno: de enero a abril en el sur; y de noviembre a abril en el norte. Para los amantes de la noche, el ambiente reikiakense dispone de clubs y discotecas abiertos hasta el amanecer.


Los productos de mar, son una exquisitez islandesa. Los restaurantes ofrecen una amplia selección de pescado fresco traído del mar, salmón de río y langosta. Otras delicias islandesas son: caviar de huevas de lumpo, salmón marinado al eneldo, y el postre estrella, skyr, un yogur servido con arándanos frescos y nata.

Últimas Valoraciones

  • Muy recomendable. Está perfectamente situado y con habitaciones amplias. Está bien climatizado y el desayuno es genial. Volvería sin dudarlo.

  • Sito tranquilo y en 2-3 minutos en coche tienes cerca gasolinera y supermercado. Es una casa con varias habitaciones y una cocina con comedor. El sitio está limpio.

  • Sitio bastante económico respecto a otros.Bien situado cerca de supermercados,restaurantes y gasolineras.El sitio estaba limpio y dispone de cocina.

  • Hotel limpio y confortable. Trato bueno y un desayuno variado.

  • Sitio tranquilo. Casita preciosa, con decoración muy bonita. Cocina equipada con horno, vitrocerámica, utensilios de cocina, cubertería...En el exterior hay una pequeña piscina de agua termal y te proporcionan unas zapatillas y un albornoz para después de bañarte.El personal muy amable. Todo muy limpio.

  • Buena relación caldidad-precio. La atención de la recepcionista dominicana fue excepcional. Estuvimos en Reikiavik y nos alojamos en este hotel. Las dos plantas superiores son de habitaciones y en el sótano está la cocina y las habitaciones comunales. El hotel está apartado del centro, aunque se podría ir a pie (nosotros fuimos en coche). La habitación es sencilla y el baño estaba fuera, pero no tuvimos ningún problema para usarlo. El hecho de que haya cocina está bien, tanto para ahorrar a la hora de comer como para hablar con otros viajeros. La chica dominicana que nos atendió fue encantadora.

  • Hotel a 15-20 minutos del centro a pie, con habitaciones muy pequeñas, pero economico comparado con los precios de la ciudad(hoteles a precios muy elevados). Desayuno incluido bastante bien y atencion y limpieza muy correcta. Ideal para pasar unos dias en la capital.

  • Hotel Cabin

    5.7 Aceptable (6 opiniones)

    Por el precio ofertado, la habitación era correcta, limpia y cómoda, al igual que el baño. El desayuno estaba incluido y era rico y abundante.

  • Teniendo en cuenta el coste de la vida en Islandia resulta de una buena relación calidad/precio/ubicación. Si estaís allí el fin de semana sólo avisaros que está en una zona de copas... por si quereís dormir.

  • Un final de viaje perfecto. Después de dar la vuelta a Islandia, de la cual destacamos la atención recibida en todos los hoteles y gesthouse, éste hotel fué el final perfecto para un viaje inolvidable. Atención al cliente destacable, habitaciones grandes, ordenadas y limpias. La única cosa a comentar es la distancia del centro de la ciudad, pues no es un hotel que quede cerca andando, aunque realmente vale la pena.